Sensores de Fibra Óptica

Experiencia: Desde 2009 el IFCA colabora con  el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) en el desarrollo de soportes inteligentes para los detectores del experimento LHC del Laboratorio Europeo para la Física de Partícula (CERN). Estos soportes hechos en material compuestos de fibra de carbono van instrumentados con sensores de fibra empotrados en la matriz del material de manera que proporcionan información en tiempo real de la forma, temperatura y tensiones soportadas por los mismos. El IFCA colabora con el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) en el desarrollo de estos sensores en tecnologías de bajo ruido electromagnético.

Aspectos innovadores:  Estos sensores son una solución muy  atractiva, pues la información está codificada en la longitud de onda, su respuesta es lineal y poseen una gran sensibilidad y versatilidad, con un amplio rango de posibles parámetros a medir como temperatura, deformación, concentraciones gaseosas (Hidrógeno, H20), dosimetría, etc. Especialmente relevante es su larga estabilidad y duración debida a su alta resistencia en entornos de trabajo hostiles:

Intensos campos electromagnéticos y altos voltajes , y Altas dosis de radiación nuclear.

Medios corrosivos.

Temperaturas extremas.

Otras características:

Muy ligeros, de reducido tamaño y fácilmente multiplexables.

Tiene una vida útil muy superior a cualquier dispositivo electrónico comparable.

Bajas pérdidas, lo que permite transmitir la señal a largas distancias.

Amplio rango de medida tanto en temperatura (hasta 900 ºC) como en deformación (5-6%)

Empotrables en material compuestos (fibra de carbono, vidrio) para la fabricación de estructuras “inteligentes”.

 

Aplicaciones:  Uno de los principales campos de aplicación de esta tecnología se encuentra en la industria aeroespacial, por su reducida masa, pequeñas dimensiones e inmunidad a los campos electromagnéticos. También destaca su aplicación en la industria nuclear para la monitorización de instrumentos bajo altos campos de radiación y en la obra civil por su capacidad de multiplexación y fácil instalación en la medida de diferentes magnitudes en grandes estructuras. Otras posibles aplicaciones son las de su uso como dosímetros, sensores de temperatura, deformación o medidas de la concentración de hidrógeno en ambientes hostiles.

Instituto de Física de Cantabria
Edificio Juan Jordá
Avenida de los Castros, s/n
E-39005 Santander
Cantabria, España

facebook twitter

El Instituto de Física de Cantabria es un Centro Mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad de Cantabria.

Desarrollo de Suomitech en drupal