El observatorio espacial Planck cumple su primer año

El Instituto de Física de Cantabria participó en el diseño y calibración de uno de los instrumentos del satélite, que fue lanzado el 14 de mayo de 2009

El satélite Planck de la Agencia Europea del Espacio (ESA), primera misión europea diseñada para estudiar la radiación del fondo cósmico de microondas -que se generó poco después del “Big Bang”, hace unos 13.700 millones de años-, ya ha cumplido su primer aniversario. El instrumento fue lanzado el 14 de mayo de 2009 desde la base de Kouru (Guayana Francesa) y desde entonces se encuentra en órbita alrededor del punto Lagrangiano 2 del sistema Sol-Tierra, a 1.5 millones de kilómetros de nuestro planeta. Desarrollado por un consorcio internacional, Planck está midiendo el cielo de microondas en un amplio rango de longitudes de onda, de las que, entre otros resultados científicos, se obtendrá el mejor mapa de la luz más antigua del universo, el fondo cósmico de microondas.

El Instituto de Física de Cantabria (IFCA, centro mixto CSIC-UC) y el Departamento de Ingeniería de Comunicaciones de la Universidad de Cantabria trabajaron en el diseño y la calibración del Instrumento de Baja Frecuencia (LFI, en inglés Low Frecuency Instrument), constituido por 22 receptores que permiten cartografiar el cielo a tres frecuencias diferentes: 30, 44 y 70 GHz. A principios de julio tuvo lugar uno de los pasos más críticos en la preparación de los instrumentos para la observación. Los detectores del Instrumento de Alta Frecuencia (High Frecuency Instrument-HFI) consiguieron enfriar el sistema y alcanzar la temperatura de funcionamiento de -273,05 ºC, convirtiéndose en el objeto más frío en el espacio, a sólo 0,1 grados por encima del cero absoluto.
 
Planck obtuvo su “primera luz” el 13 de agosto de 2009. Las observaciones obtenidas se utilizaron para verificar la estabilidad de los instrumentos y poner a prueba la estabilidad de los detectores, manteniendo la precisión esperada durante largos períodos de tiempo. Esta primera fase, en la que el IFCA participó muy activamente, se completó el 27 de agosto, cuando el satélite comenzó su funcionamiento ordinario orientado a elaborar un cartografiado completo del cielo. A finales de este mes de mayo, todos los detectores de Planck habrán observado la bóveda celeste por completo.

En marzo y abril de 2010 se obtuvieron varias imágenes de regiones de formación estelar que mostraban filamentos gigantes de polvo frío que se extienden a lo largo de nuestra Galaxia, y cuyo análisis ayudará a los científicos a determinar las fuerzas que provocan la formación de las estrellas y comprender mejor la compleja física que da forma al polvo y al gas presente en nuestra galaxia.

El IFCA también participa en la fase de explotación científica de los datos, con especial dedicación a la separación de las distintas componentes presentes en las imágenes, así como a explorar la validez de los distintos modelos cosmológicos propuestos para explicar el origen del Universo. Los científicos del IFCA, que están encargados de la coordinación de algunos de los proyectos científicos de la misión Planck, trabajan con el centro de procesado de datos en el consorcio del Instrumento de Baja Frecuencia (LFI), ubicado en Trieste (Italia), encargado del análisis y la distribución de los datos entre los diferentes centros de investigación que forman la misión Planck.

+ información: http://www.esa.int/SPECIALS/Planck/

 

Planck.

Instituto de Física de Cantabria
Edificio Juan Jordá
Avenida de los Castros, s/n
E-39005 Santander
Cantabria, España

facebook twitter

El Instituto de Física de Cantabria es un Centro Mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad de Cantabria.

Desarrollo de Suomitech en drupal