La UC es una de las instituciones con mayor capacidad de cálculo del mundo

Ha entrado en el ranking ‘Top500’ gracias a su inclusión en la Red Nacional de Supercomputación

Desde 1993, los 500 supercomputadores más potentes del mundo ‘juegan’ una liga particular que dos veces al año los clasifica según su potencia de cálculo. “Esta liga mundial se denomina Top500 (www.top500.org)”, explica el catedrático de Arquitectura y Tecnología de Computadores y director de los estudios de Ingeniería Informática de la Universidad de Cantabria, Ramón Beivide.

En la última lista del Top500, dada a conocer este mes en Tampa (Florida), aparece la UC por primera vez en la historia en este ranking mundial, “pasando así a ingresar en el selecto club de los organismos de investigación con mayor capacidad de procesado numérico del mundo”. Sin duda, “esto beneficiará a diferentes grupos de investigación de múltiples áreas como Ciencias de la Vida, Biomedicina, Química, Ciencias de los Materiales, Física, Ingenierías, Ciencias de la Tierra, Astronomía y Espacio”, dice Beivide.

Recientemente, el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) ha creado la Red Española de Supercomputación, una estructura distribuida de supercomputadores para dar soporte a las necesidades de cálculo de múltiples grupos de investigación españoles. Disponer de potencia de cálculo suficiente es un activo decisivo para el desarrollo científico y tecnológico de un país. Los nodos iniciales de esta red nacional están situados en la Universidad Politécnica de Cataluña (Barcelona Supercomputing Center), en el Centro de Supercomputación y Visualización de Madrid, en el Instituto de Astrofísica de Canarias y en las universidades de Cantabria, Málaga y Zaragoza.

La elección de la UC como uno de los seis centros que componen la Red Española de Supercomputación se ha basado en la competencia científica y técnica de dos de sus equipos de investigación: el Instituto de Física de Cantabria (IFCA) y el Grupo de Arquitectura y Tecnología de Computadores (ATCUC). El Vicerrectorado de Investigación y Desarrollo de la institución está potenciando esta iniciativa de cara a la creación de un Servicio General de Supercomputación que la Universidad pondrá a disposición de sus investigadores y de las instituciones y empresas que lo requieran para sus actividades.

LOS MÁS POTENTES
Los computadores con gran potencia de cálculo o supercomputadores se han convertido en este siglo en una herramienta indispensable para el desarrollo de la ciencia y la tecnología. Son máquinas dotadas de una capacidad para el procesado de información muy superior a la que ofrecen los computadores de sobremesa (PCs), que aparecen como respuesta a la enorme necesidad de cálculo que precisan algunas áreas en las que la experimentación física resulta impracticable.

Muchos fenómenos físicos y biológicos, así como múltiples procesos tecnológicos, se pueden simular mediante el uso de supercomputadores. De hecho, los grandes avances científicos y tecnológicos de este siglo precisarán de la simulación numérica que sólo permiten estas máquinas. La potencia de cálculo se mide como el número de operaciones aritméticas que un ordenador es capaz de realizar en un segundo cuando está ejecutando un programa típico de cálculo científico. Un PC actual puede realizar miles de millones de multiplicaciones por segundo. Los supercomputadores que ocupan las primeras posiciones del Top500 son cientos de miles de veces más rápidos. Así, el BlueGene de IBM, primero de la lista, es unas 300.000 veces más rápido que un PC típico. El objetivo mundial para los próximos años es construir supercomputadores que traspasen la llamada “barrera del petaflop”, es decir, que ejecuten más de mil billones (1015) de operaciones por segundo.

El MareNostrum, instalado en Barcelona, es el computador más potente de la Red Nacional de Supercomputación y dispone de 10.240 procesadores individuales, con una capacidad de cálculo total de 94,21 billones de operaciones por segundo. En el Top500, esta máquina se ha situado como la más potente de Europa -tal y como ya pasara en noviembre de 2004- y como la quinta a nivel mundial.

El supercomputador de Madrid cuenta con 2.408 procesadores y una capacidad de cálculo de 21,2 billones de operaciones por segundo, lo que le posiciona entre los diez primeros europeos y en el número 34 del ranking mundial. Las universidades de Cantabria, Málaga y Zaragoza cuentan con supercomputadores de 512 procesadores y una capacidad de cálculo de 4,5 billones de operaciones por segundo. En concreto, el ordenador destinado a la UC se sitúa en el puesto 416 de la lista Top500. “Este buen posicionamiento mundial de la supercomputación española era impensable hace tan sólo cinco años”, señala Ramón Beivide.

 

Instituto de Física de Cantabria
Edificio Juan Jordá
Avenida de los Castros, s/n
E-39005 Santander
Cantabria, España

facebook twitter

El Instituto de Física de Cantabria es un Centro Mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad de Cantabria.

Desarrollo de Suomitech en drupal