El investigador del IFCA, Guillelmo Gómez-Ceballos, recibe un galardón internacional otorgado a jóvenes físicos el próximo lunes

El premio se entregará el 23 de julio en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Física, que se celebrará en Manchester

Desde que investigadores del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), centro mixto del Consejo Superior de Investigadores Científicos (CSIC) y la Universidad de Cantabria (UC), participaran en el descubrimiento de cómo una partícula subatómica llamada mesón Bs oscila entre materia y antimateria a la mayor velocidad nunca vista, con una frecuencia de 2,8 billones de veces por segundo, sus labores de investigación han sido reconocidas nacional e internacionalmente.

En esta ocasión, jóvenes investigadores del IFCA reciben el premio ‘The Young Physicist Prize’, que se otorga cada dos años, desde 2001, a jóvenes físicos, menores de 35 años, por el mejor trabajo de investigación realizado en el campo de la ‘Física de Partículas’ o de  ‘Astrofísica de Partículas’. Un reconocimiento otorgado por la ‘División de Física de Partículas de la Sociedad Europea de Física’.

La edición de 2007 premia a "Iván Furic, Guillelmo Gómez-Ceballos and Stephanie Menzemer for outstanding contributions displaying individual creativity and collaborative effort to the complex analysis which provided the first measurement of the frequency of Bs oscillations", es decir, reconoce el trabajo de estos tres investigadores por sus excepcionales contribuciones, mostrando la creatividad individual y el esfuerzo de colaboración en el complejo análisis que dio como resultado la primera medida de la frecuencia de las oscilaciones del mesón Bs.

Reconocimiento a la investigaciónEl próximo lunes, día 23 de julio, se otorgará el premio durante una sesión solemne que tendrá lugar en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea de Física, que se celebra en Manchester. Además, en el transcurso de este acto se entregarán otros prestigiosos galardones, entre los que se encuentra uno de los más distinguidos del mundo, en muchas ocasiones antesala del Premio Nobel, el ‘The High Energy and Particle Physics Prize’, que en esta edición se concede a M. Kobayashi y T. Maskawa por proponer un mecanismo de asimetría materia-antimateria en la teoría estándar de las interacciones fundamentales y predecir la existencia de una  tercera familia de quarks (top y beauty, partículas elementales de la materia).

Se trata de temas muy relacionados, ya que el análisis premiado en el ‘The Young Physicist Prize’ supone una medida muy precisa de los llamados parámetros de Cabibbo-Kobayashi-Maskawa, que miden la intensidad de las desintegraciones de unos quarks en otros cuando interactúan mediante la llamada interacción nuclear débil, la causante, por ejemplo, de muchos fenómenos radiactivos o de la energía de las estrellas.

Por su parte, Gómez-Ceballos y Menzemer han realizado sus tareas de investigación como miembros del Instituto de Física de Cantabria. Asimismo, los hallazgos logrados han sido una de las actividades más destacadas del IFCA en 2006, recibiendo diferentes reconocimientos entre los que destacan el ‘Premio de Investigación del Consejo Social de la Universidad de Cantabria’ del año 2007, que le fue concedido a Alberto Ruiz, como coordinador del grupo de Física de Partículas; o el ‘Premio Alvin Tollestrup’ de la Asociación de Investigación de Universidades de Estados Unidos otorgado, también, a estos tres jóvenes investigadores.

Entre materia y antimateriaLas investigaciones desarrolladas en uno de los principales laboratorios del mundo de física de partículas, Fermilab, han dado sus frutos siendo protagonista de los resultados descubiertos los investigadores del grupo de ‘Física de Partículas’ del IFCA.

El hallazgo en cuestión, logrado en el acelerador de partículas de Fermilab, el Tevatron, ha sido determinar la frecuencia con que una partícula subatómica especial, el mesón Bs, oscila entre materia y antimateria. Una investigación que ha requerido una tecnología sofisticada para separar los datos interesantes de un número mucho mayor de datos tomados en el acelerador, analizar los datos para determinar si se trata de una partícula o una antipartícula, y, finalmente, medir las propiedades de las partículas con la mayor precisión posible obteniendo el máximo de información.

Una labor de gran importancia ya que los resultados alcanzados encajan perfectamente en el Modelo Estándar, algo que no estaba predicho y reduce las opciones posibles de nuevas teorías de física, que, no obstante, tendrán que seguirse analizando, tanto en el Tevatron de Fermilab, ahora, como en el nuevo acelerador LHC del CERN, que entrará en funcionamiento el año próximo, con participación, asímismo, del IFCA.

Instituto de Física de Cantabria
Edificio Juan Jordá
Avenida de los Castros, s/n
E-39005 Santander
Cantabria, España

facebook twitter

El Instituto de Física de Cantabria es un Centro Mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad de Cantabria.

Desarrollo de Suomitech en drupal