La UC participa en el descubrimiento de un sistema más seguro de transmisión de datos por fibra óptica

La revista 'Nature' publica este estudio conjunto del IFCA, el CSIC, la Universidad de Islas Baleares y la Politécnica de Cataluña

 

Un grupo de físicos españoles, entre los que se encuentra el profesor Luis Pesquera, del Instituto de Física de Cantabria (Universidad de Cantabria-CSIC), ha realizado la primera demostración experimental de transmisión de información codificada sobre una onda portadora caótica, lo que supone el descubrimiento de un método más seguro de encriptación de datos. Los resultados del estudio aparecen publicados hoy en la prestigiosa revista científica "Nature". Junto a Pesquera firman el trabajo Pere Colet, del Departamento de Física Interdisciplinar del IMEDEA (Institut Mediterrani d'Estudis Avançats, UIB-CSIC), Claudio Mirasso, de la Universitat de les Illes Balears, Jordi García-Ojalvo, de la Universitat Politècnica de Catalunya, e investigadores de otras cinco universidades y centros de I+D europeos.

Bajo el título "Chaos-based communications at high bit rates using commercial fibre-optic links", el artículo detalla cómo se llevó a cabo el citado experimento, para el que se utilizó una red metropolitana de fibra óptica instalada en la ciudad de Atenas. Los científicos transmitieron el mensaje a una velocidad de un gigabit por segundo (Gbit/s) para que éste recorriera 120 kilómetros de red, y lograron recuperarlo con un error menor de un bit por cada diez millones. A esta fiabilidad se une una mayor seguridad y privacidad de las comunicaciones, ya que los mensajes se camuflan mediante la utilización del caos.

El descubrimiento puede entenderse fácilmente si se compara con los sistemas radio, explica Luis Pesquera. "En la radio, la información se transmite modulando -en frecuencia o amplitud- una onda portadora periódica. Aquí, en cambio, generamos mediante un láser semiconductor una onda caótica, cuya amplitud oscila de forma irregular en el tiempo". Alcanzado su destino, el mensaje se extrae replicando la citada onda en el receptor mediante un dispositivo que es prácticamente idéntico al emisor caótico. "Dado que el mensaje es sólo una pequeña perturbación de la onda portadora, es extremadamente difícil de decodificar si no es utilizando el receptor adecuado", señala Pesquera.

Según explica el científico del IFCA, "la mayoría de las técnicas de encriptación tradicionales se sustentan en algoritmos matemáticos implementados en software". Aunque en principio son seguros, estos métodos presentan riesgos, "a la vista de la creciente potencia de cálculo de los ordenadores que, con tiempo suficiente, pueden llegar a romper las claves de seguridad". El sistema de codificación propuesto en "Nature" es más fiable en este sentido, además de "totalmente compatible con los métodos tradicionales de encriptación, lo que proporciona un nivel de seguridad adicional". El nuevo método podrá aplicarse a las redes de fibra óptica de cualquier ciudad.

El trabajo se enmarca dentro del proyecto OCCULT ("Optical Chaos Communications Using Laser-diodes Transmitters"), financiado por la Comisión Europea y coordinado por Claudio Mirasso. Además de las instituciones españolas, han participado en el estudio las universidades de Wales (Reino Unido), Técnica de Darmstadt (Alemania), de Atenas (Grecia) y de Pavia (Italia), el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia y la empresa suiza Opto Speed, fabricante de los láseres empleados en la investigación.

Archivo: 

Instituto de Física de Cantabria
Edificio Juan Jordá
Avenida de los Castros, s/n
E-39005 Santander
Cantabria, España

facebook twitter

El Instituto de Física de Cantabria es un Centro Mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de la Universidad de Cantabria.

Desarrollo de Suomitech en drupal